La puerta mágica del Ratoncito Pérez es el lugar por el que el Ratón puede entrar en la habitación para recoger el diente que se ha caído y llevárselo, dejando a cambio alguna moneda o juguete. Para que todo salga bien, la puerta tiene que tener una serie de elementos muy importantes:

-Para empezar, tiene que ser una puerta mágica para que el Ratoncito Pérez pueda encontrarla y sepa por donde tiene que entrar a recoger su diente. ¡No vaya a ser que se equivoque y deje la moneda a otro niño!

-Tiene que tener un cestito para el diente. No queremos que se pierda y que el ratón no lo encuentre. Además, si lo dejamos en un cestito verá que somos niños muy ordenados y que sabemos poner todo en su lugar. De esta manera también el Ratoncito Pérez sabrá dónde tiene que dejar el regalo correspondiente.

Un felpudo. El Ratoncito no quiere que nadie siga su rastro y pueda ver dónde vive y guarda todos sus tesoros, por eso en la puerta del Ratoncito no puede faltar un felpudo en el cual limpiará sus patitas y evitar así que nadie pueda seguir sus huellas.

Una escalera. Nuestro Ratoncito es pequeño y sin una escalerita tal vez no llegue al cesto donde está el diente. Mejor vamos a ponérselo fácil y colocar una pequeña escalera hecha a su tamaño, para que pueda subirse y recogerlo sin peligro.

La importancia de estar dormidos para que el Ratoncito Pérez abra la puerta y entre la magia

Colocar la puerta del Ratoncito Pérez y todos sus accesorios ayudará a que el pequeño amigo pueda venir a por nuestro diente. Pero si no nos dormimos, nunca podrá llegar. Él tiene un instinto muy bueno para saber cuándo un niño duerme y cuándo finge dormir.

Si tratas de engañarlo para pillarlo in fraganti haciendo su trabajo no le va a sentar nada bien porque los amigos no se engañan, ¿verdad? Estaría feo tratar de hacerle una encerrona a nuestro amigo el ratoncito sobre todo porque sabemos que él no quiere que lo veamos, solo que confiemos en él y que le demos los dientes a cambio de regalos.

Confía en el ratoncito y duérmete relajado ya que de otro modo no solo no vas a tener tu regalo, sino que además corres el riesgo de enfadarlo y que no quiera volver porque ya no confíe en ti. Es lo que tienen los seres mágicos, lo saben todo.

Nuestra puerta mágica del Ratoncito

En nuestra tienda online se puede conseguir una puerta del Ratoncito Pérez y viene equipada con todo lo necesario para que este pueda encontrar su botín y dejar la recompensa. Las tenemos en cinco colores diferentes, para que puedas elegir tu favorito y que así el ratoncito tenga la puerta que más te gusta. Seguro que también le gustará a él.

Una nota para los papás

Podéis colgar la puerta de la pared para que se convierta en la entrada del ratoncito; si preferís, podéis apoyarla contra el borde de la puerta de la habitación de los niños y así será la entrada secreta del ratoncito. Incluso se puede poner en la ventana si pensáis que es por ahí por donde va a entrar este señor Pérez tan especial. Pero a la puerta no le falta detalle y es preciosa, tiene desde el pomo hasta la entrada para las cartas, por lo que podría quedar colgada todo el tiempo mientras el niño va cambiando la dentadura y, una vez que esto ocurra, incluso se puede dejar como un bonito recuerdo de esa etapa aunque el ratoncito ya no vaya a cruzarla más.

 

Pin It on Pinterest

Share This