El cepillo de dientes eléctrico puede ser una solución

De pronto oyes a tu hijo/a decir: ¡Cepillarse los dientes es un rollo mami/papi!

Ésta, o cualquier otra frase similar, podría ser la contestación de nuestros peques cuando les mandamos a lavar los dientes después de cada comida.

MISIÓN IMPOSIBLE

¿A ti también te parece una misión imposible que tus hijos se laven los dientes las tres veces al día correspondientes?

Si no es el caso, ¡enhorabuena! (no olvides contarnos tu secreto en los comentarios :D), pero si es tu caso, pon atención.

 te voy a contar algo:

Imagino que no será un secreto que las personas (niños y adultos) hacemos nuestras tareas si nos parece divertido, pues bien, en este punto es donde entran en juego los cepillos de dientes.

¡Cepillos de dientes! -Me imagino sus mentes dibujando un monstruo de dientes afilados y garras infinitas que el adulto de turno intenta que se meta en la boca sin poner resistencia… ¡ni hablar!-

Una posible solución a este drama la tenemos en el cepillo de dientes eléctrico.

 

Cepillo de dientes eléctrico con reloj de arena infantil

Cepillo de dientes eléctrico

 

Los cepillos eléctricos lo hacen todo mucho más divertido, desde las cosquillitas en las encías hasta el pequeño hormigueo por la suave vibración.

Además, y esto es info para papis, este tipo de cepillos son más efectivos. Por un lado, llegan mejor a los espacios interdentales y ayudan a eliminar mejor la placa bacteriana.

ENTONCES RESULTA QUE…

Por un lado, convierte al monstruo en un unicornio, y por otro los papis tienen la tranquilidad de que su higiene bucal es perfecta.

¡A esto se le llama win win!

Recuerda:

* El cepillo de dientes eléctrico está recomendado para niños y niñas con, al menos, 6 añitos.

* Todo se hace mucho mejor si un experto en la materia (papá y/o mamá) están con ellos para marcarle las pautas a seguir.

UNA PROPOSICIÓN PARA TI.

Te propongo que el momento del cepillado de dientes sea un ratito de diversión.

¿Qué cosas puedes hacer para que tu hij@ se divierta?

Aunque seguro que poniéndole un poco de imaginación al asunto se te ocurren muchas formas de convertir el momento escaqueo en “el momento fructífero del día”, Te voy a dar alguna idea  para empezar.

Se trata de un juego.

Tenemos un tiempo de 2 simpáticos minutos contados granito a granito por un alegre reloj de arena,  para realizar ésta prueba.

Sólo puede haber un ganador ¡Qué nervios!

Reloj de arena para lavarse los dientes

Reloj de arena sonriente para lavarse los dientes

Tiramos la moneda del ratoncito Pérez al aire para ver quién es el capitán. Elige cara o cruz y mucha suerte.

¡Todo está decidido!. Empieza el juego y el capitán será el encargado de poner en marcha el reloj de arena y también tendrá que estar atento para marcar el final de la prueba cuando haya caído el último granito de arena.

Cuidado con las trampas porque quien no cepille todos los dientes de arriba y abajo o quien no llegue al final de la cueva (la boca) perderá automáticamente.

Una vez acabado el tiempo ¡manos arriba y cepillos apagados! Llegó la hora de la verdad.

Enjuaga, sonríe y compara ¿quién ha ganado ésta batalla? ;))

Seguro que el momento de quejas se va a convertir en momento de risas y complicidad.

Nosotros te lo ponemos fácil. Tienes el pack preparados, listos,…¡Ya!  para el momento “Cepillado de dientes feliz”, es muy guay, con diferentes colores a elegir y con la foto del Ratoncito Pérez para hacerlo más cool ¡HAZ CLIC AQUÍ!.

UNA ULTIMA COSITA:

Vamos a hacer un repaso de los pasos a seguir para tener todo listo y en buenas condiciones para el momento cepillado:

  • Comprueba siempre que tu cepillo de dientes eléctrico tenga una buena carga o, en su caso, ten siempre pilas de recambio. ¿No querrás perder el juego siempre?
  • Comprueba que las cerdas del cabezal están en buenas condiciones. Se recomienda cambiar el cabezal cada 3 o 4 meses.
  • Antes de empezar el cepillado moja las cerdas con un poquito de agua y aplica sobre ellas la pasta de dientes. NI MUCHA NI POCA
  • No olvides cepillar cada diente, la lengua y la parte superior de la boca.
  • No presiones muy fuerte el cepillo contra tus encías. Puede provocarte heridas.
  • Los dientes tienen dos partes: la parte que ves (exterior) y la parte que no ves (interior). No olvides que no se ve pero que existe y también hay que cuidarla y limpiarla.
  • Para una limpieza total usa hilo dental después del cepillado.
  • Y, por último, un aliento fresco y el toque de limpieza definitivo lo vas a conseguir con un poquito de enjuague con colutorio. ¡No olvides que no se enjuaga con agua después!

Si te ha gustado este post dale a dedos arriba y compártelo. Nos vemos pronto ratoncit@.

¿Quieres un descuento del 10% para tu próxima compra?

1.- Escribe tu nombre y correo electrónico

2.- Clic en el botón ¡Suscribirme!

3.- Confirma la suscripción en el email que recibirás

¡Listo! Nosotros solo te enviaremos la información más importante.

GDPR

¡Hurra, te has suscrito a nuestra newsletter! Revisa tu email para confirmar la suscripción.

Pin It on Pinterest

Share This