Uno de los problemas más importantes en los últimos años respecto a la alimentación infantil es el relacionado con el sobrepeso, por eso nuestro interés por hablar del beneficio de una comida saludable para niños.

Los niños comen muchos fritos, bollería industrial y también comida rápida como pizza o hamburguesas. Todo esto les encanta, es fácil de cocinar y además lo comen muy rápido por lo que es frecuente que se acabe claudicando ante estas peticiones incluso conociendo el beneficio de la comida saludable para los niños.

Pero hay que pensar en que la obesidad infantil es un problema mucho más serio de lo que parece, ya que los niños están desarrollando sus huesos y someter a los huesos y articulaciones a un peso extra puede acabar causando problemas que se arrastrarán durante toda la vida. Además, se aumenta el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes o de tener problemas de colesterol (sí, hay niños con colesterol).

Además, estos alimentos no les ofrecen a los pequeños los nutrientes que necesitan para crecer de una forma saludable. ¿Cómo podemos hacer para conciliar el ritmo de vida actual, el gusto de los más pequeños y que la comida sea saludable para niños?

Una de las claves es acostumbrarlos a que, desde muy pequeños, coman de todo. Otra, dejar que participen en la tarea de hacer de comer.

Los desayunos, la primera comida saludable para niños del día

El beneficio para los niños de una comida saludable comienza en el desayuno.

Muchos pequeños no desayunan en casa nada más que un vaso de leche porque no quieren madrugar. A cambio, los padres les ponen en la cartera del colegio un bollo para poder comer en el recreo. Pero los niños estarán pasando la mitad de la mañana con el estómago vacío, lo que se traduce en niveles de azúcar bajos y poco rendimiento cerebral.

Una buena idea para los niños que no quieren desayunar por las mañanas nada sólido es hacerles un batido con yogur y fruta. Así, tendrán una buena dosis de vitaminas y azúcares buenos para su cerebro. Para media mañana, un bocadillo pequeño y una pieza de fruta les ayudará a tener fuerzas y estar bien alimentados.

Las cenas, el gran aliado de la comida sana en la dieta infantil

La mayoría de los niños comen bien al mediodía, ya sea en casa o en el colegio. Pero por la noche, se repiten los malos hábitos que hemos visto en el desayuno. Muchas veces, para ahorrar tiempo o porque los padres están cansados, no se cocina y el niño cena leche con galletas o bollería al igual que al desayuno.

Si esto ya no era bueno por la mañana, menos aun lo es por la noche cuando el niño se va a ir a cama en breve y no va a quemar todas esas calorías. Así que hay que dejar a un lado la pereza y ponerse a cocinar y nada mejor que hacerlo en familia, dejando que los niños se impliquen en la preparación de las cenas.

Para esto contamos con un divertido pack minichef que hará las delicias de los niños. Con el pack, que cuenta con gorro de cocinero, mandilón para no mancharse y utensilios varios, los peques se sentirán como cocineros de concurso de la tele y se lo pasarán pipa preparando, por ejemplo, unas deliciosas tortillas francesas y unas ensaladas para toda la familia o, incluso, un postre casero delicioso y saludable.

Colaborar en la cena será un juego divertido para ellos y un tiempo en el que la familia aprovechará para hacer cosas todos juntos. Pero, además, los niños se sentirán más inclinados a comer algo que ellos mismos han cocinado, por lo que resultará más fácil convencerlos de comer sano.

 

Pin It on Pinterest

Share This